Turismo-Cámara de Comercio Italiana de Mendoza

Turismo-Cámara de Comercio Italiana de Mendoza

Argentina & Italia

EDIFICIO
BAROLO


01



02
03
04
 
Luigi Barolo, nacido en Asti en 1869, llegó a Argentina en 1890 y se  dedicó a la importación de tejidos con gran suceso. Le permitió instalar la primera hilandería de lana peinada del país y los primeros cultivos de algodón en el Chaco. Su fábrica de casimires adquirió gran notoriedad. 
A inicios del siglo XX financió en Buenos Aires, una construcción de proporciones admirables, el Palacio Barolo, en Avenida de Mayo 1370, que no pudo ver terminado en cuanto murió en 1922, a los 53 años.
El edificio es un homenaje al Renacimiento europeo. Con las aspiraciones de altura de los grandes edificios del mundo, en su momento fue el más alto de América Latina y uno de los más altos del mundo en cemento armado. Su cúpula imita la de templo Rajarani, del siglo XI, en Bhubaneswar, India. 
 
Fue imaginado, por Barolo y su arquitecto Mario Palanti (Milán, 1885 - Milán, 1978), como un gran monumento funerario, donde debían ser custodiados los restos de Dante Alighieri. No sucedió. Los restos de Dante siguen desde su muerte en el siglo XIV en Ravenna. Cuando se terminó la obra, Palanti se llevó los planos a Italia y estos desaparecieron.
Sus números guardan alguna relación con la Divina Comedia. El edificio tiene 100 m como los 100 cantos del libro. Infierno, Purgatorio y Paraíso, estarían representadas por los tres niveles de la construcción. En la planta baja hay nueve bóvedas como los nueve círculos del Infierno. Los siete pisos superiores serían las siete cornisas del Purgatorio (purgas de los siete pecados capitales). La cúpula es la bóveda celeste y el faro, la luz de la Santísima Trinidad.
 
En un terreno de 1.400 m2 de 30 metros de frente, tiene 24 pisos, 2 de ellos bajo tierra. La altura del edificio fue posible gracias a una concesión especial del intendente Luis Cantilo (el máximo permitido era de 30 m). La luz del faro rotante es visible desde Uruguay.
Desde su construcción tiene una planta de energía propia y 9 ascensores, dos de ellos escondidos y que servían para conectar las oficinas de Barolo (planta baja, 1° y 2° piso) directamente con el subterráneo que pasa por la avenida sin tener que cruzarse con los inquilinos que ocupaban los locales desde el 3° piso. 
Tiene inscriptas 14 citas en latín que reflejan el sentido espiritual de la construcción del edificio como “Corpus ánimun tecit et détecit - el cuerpo a veces oculta el alma, otras la revela”.
 
Dante Alighieri y Palanti pertenecieron a Fede Santa, una sociedad secreta de los Templarios. La escultura que realizó Palanti y que iba a ser puesta en el hall central del edificio para contener las cenizas de Dante, tiene inscripciones de esa orden.
Fue terminado en 1923 y ese mismo año, la luz de su faro sirvió para anunciar el resultado de la histórica pelea de box entre Luis Angel Firpo y Jack Dempsey por el título mundial de los pesados. Primero la luz fue verde cuando Firpo sacó del ring a Dempsey, pero luego fue blanca cuando este volvió y noqueó a Firpo.
En Montevideo, el arquitecto Palanti, construyó un edificio gemelo, el “Palacio Salvo”. La luz simultánea de ambos palacios servía para recibir a los nuevos inmigrantes que llegaban al Río de La Plata.
EL  CASTILLO  DE  GRADARA

El Castillo de Gradara representa una de las estructuras medievales mejor conservadas y más imponentes de Italia. Surge sobre una colina de 150 m desde donde puede verse el mar Adriático y donde se goza el aire del verde de los  valles circundantes. De hecho su nombre deriva de "grata aura" (aire bueno). 
Castillo de Gradara
Visión Aérea
Castillo de Gradara
Murallas
Castillo de Gradara
Recámara principal
Castillo de Gradara
Puente Levadizo
Fue construido en 1150 por la familia De Griffo. Pero los orígenes se remontan a la época romana, como lo indican los bloques de piedra con el escrito “demetri” en la base del torreón principal que se eleva por 30 metros.
El Castillo cambió de dueño varias veces y hospedó las principales familias de la época medieval y del renacimiento: Malatesta, Sforza, Borgia, Della Rovere, Medici y por último la familia Zanvettori para terminar al final como bien del Estado. 
Gradara ha sido teatro de grandes eventos históricos, como batallas entre las milicias fieles al Papa y las señorías de los diferentes feudos. Ejemplo típico de arquitectura militar del siglo XIV. Torres angulares, puentes levadizos, dos muros de piedra (el más externo de 800 metros), almenas y una cisterna de agua que permitía soportar largos períodos de asedio.
Fue también una residencia refinada, con ambientes amplios y frescos con pinturas de héroes clásicos y episodios de la mitologia griega.

Es el monumento más visitado de la región, con eventos musicales y artísticos. Cada año más de 210.000 visitantes atraviesan el puente levadizo y por sus características escenográficas, ha sido elegido para el rodaje de varias películas. La primera en 1937, Condottieri, referido justamente a la época medieval.
El Castillo es conocido por una historia de amor narrada repetidas veces en la literatura italiana, la primera de ellas por Dante Alighieri en el V Canto del Infierno de la Divina Comedia.
Los dos amantes, Paolo y Francesca, cuñados entre si, hicieron famoso el Castillo con un halo de  mistero y mucho de leyenda.
La historia dice que en 1275 Guido da Polenta, señor de Ravenna, dió como esposa su hija Francesca a su aliado Giovanni Malatesta, señor de Rimini, llamado Gianciotto porque, si bien valioso hombre de armas era muy feo como persona. Paolo, hermano menor de Giovanni, bello y cortés, casado y con dos hijos, se enamoró de su cuñada. Giovanni, alertado del hecho, los descubrió en flagrante traición y los mató. 
Las crónicas de ese tiempo tienen detalles confusos sobre la tragedia. Este hecho, de fines del 1200, podría haber quedado como uno de los tantos episodios delictivos de la Edad Media.
Pero muchos de los grandes escritores, poetas, músicos y pintores de cada época han narrado su historia: desde Petrarca y Boccaccio a Gabriele D'Annunzio. Incluso hay una película de 1950 de Raffaello Matarazzo llamada Paolo e Francesca. 
Según algunos historiadores, el colorido comentario de Boccaccio o la romántica historia de Dante podrían no ser tan veraces y surge la pregunta si se trató de un delito de amor o de uno político. Los sucesos se desarrollaron sin dudas en un cuadro más intricado, en el cual existen relaciones personales y políticas de difícil interpretación. Se sabrá alguna vez la verdad ?
En esta sección encontrará la tradicional separata de nuestro newsletter mensual.
Las leyendas, los mitos y las costumbres se entremezclan con paisajes, edificios y monumentos de nuestros hermosos paises: Argentina e Italia.